Published On: 17 de marzo de 2022207 words1 min read

El globo ocular está formado por múltiples tejidos vasculares, nerviosos, musculares y conectivos que participan en la captación de los rayos de luz y en la percepción de las imágenes. La retina es una capa formada por neuronas y fotorreceptores que convierten las ondas electromagnéticas en impulsos eléctricos que son transmitidos por el nervio óptico hacia el cerebro.

Los pacientes con diabetes pueden llegar a desarrollar una patología ocular conocida como retinopatía diabética. La misma es resultado de la lesión de los vasos sanguíneos que nutren a la retina, producto de las concentraciones elevadas de glucosa en sangre. Estudios estiman que la retinopatía diabética es la principal causa de pérdida de la visión en los países desarrollados.

Por lo general, esta afección se caracteriza por la obstrucción e inflamación de las arteriolas de la retina, así como por la pérdida de líquido hacia el parénquima retiniano. Además, puede haber edema macular, glaucoma y proliferación de vasos anormales en la retina en estadios avanzados. La visión borrosa y la presencia de manchas en el campo visual suelen ser signos de esta afección.

Deja un comentario

Artículos Relacionados