Published On: 17 de marzo de 2022370 words1.9 min read

Como afecta la diabetes el corazon y vasos sanguineos

En la actualidad, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que más de 34 millones de estadounidenses padece esta enfermedad. Los pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2 que no son tratados a tiempo o que no controlan su glucemia de forma adecuada pueden desarrollar lesiones en varios órganos, desde el corazón hasta los órganos sexuales.

Corazón y vasos sanguíneos

El sistema cardiovascular está formado por el corazón, las arterias y las venas, el mismo es el encargado de transportar oxígeno y nutrientes a los tejidos. Además, participa de forma activa en la eliminación de sustancias de desecho y de productos tóxicos. En la mayoría de los casos, el corazón y los vasos sanguíneos son uno de los órganos que más afecta la diabetes.

Algunas investigaciones estiman que la diabetes mellitus aumenta 2 a 4 veces el riesgo de afecciones cardiovasculares mortales. De igual forma, los pacientes diabéticos tienen mayor probabilidad de presentar hipertensión arterial, obesidad, sedentarismo y dislipidemias, las cuales aumentan el riesgo de daño cardiovascular.

Por lo general, los vasos sanguíneos son los primeros en ser afectados por el exceso de azúcar en sangre. La hiperglucemia promueve el endurecimiento y estrechamiento de los mismos, reduciendo el aporte de nutrientes a los tejidos. Además, el azúcar es capaz de acumularse en las paredes de los vasos y estimular la elevación de las grasas en sangre, promoviendo el desarrollo de aterosclerosis.

A largo plazo, los pacientes diabéticos pueden manifestar varias complicaciones mortales asociadas al daño en el corazón y en los vasos sanguíneos. Entre los principales efectos secundarios cardiovasculares se encuentran los siguientes:

Angina de pecho.

Insuficiencia vascular periférica.

Infarto de miocardio.

Insuficiencia cardíaca.

Por otro lado, la lesión vascular es el paso desencadenante para la afección de múltiples órganos, típica de los pacientes con diabetes no controlada. En este sentido, el estrechamiento de los vasos sanguíneos condiciona el daño a nivel del cerebro, los riñones, los ojos, los nervios, la piel y otros tejidos.

Deja un comentario

Artículos Relacionados